• es

De la transición española a las primaveras árabes. El caracol obstinado de Rachid Boudjedra

29/07/16

‘De la Transición española a las Primaveras Árabes’  es el título de uno de los encuentros organizados por la Fundación Tres Culturas el pasado mes de abril en Granada como parte del ciclo ‘Tres Festival, voces del Mediterráneo’ y que reunió a más de 30 autores e intelectuales de los países mediterráneos, desde figuras consagradas hasta autores emergentes, coincidiendo con la Feria del Libro de esta ciudad. Mahi Binebine, Nawal el-Saadawi, Abraham B. Yehoshua, Mircea Cartarescu y Hubert Haddad, entre otros, participaron en este foro.

Las ‘Reflexiones’ de esta semana ofrecen el vídeo del citado encuentro, así como una breve reseña sobre la última obra traducida al español de uno de los participantes en el mismo, el escritor argelino Rachid Boudjedra.

 

 ‘De la Transición española a las Primaveras Árabes’. Conversación a tres: Rachid Boudjedra, Nativel Preciado y Alejandro Víctor García

Las potenciales lecciones de la Transición española para el periodo posterior al estallido de las Primaveras Árabes sirvió de punto de partida a este encuentro que reunió al novelista argelino Rachid Boudjedra, que ejerce a su vez de poeta, dramaturgo y crítico literario, y a la periodista y escritora Nativel Preciado. Ambos fueron testigos de periodos políticos convulsos, el argelino como combatiente del Frente de Liberación Nacional durante la Guerra de Independencia de Argelia, país del que tuvo que exiliarse posteriormente por sus críticas al gobierno y Preciado como reportera durante la Transición española.

Recorriendo con soltura la historia reciente de los países del Norte de África, Boudjedra concluye que el paralelismo más cercano para entender las Primaveras Árabes desde  España sería el movimiento del 15M, salvando las distancias, especialmente el hecho de que las primeras tuvieron lugar en países pobres. La falta de líderes carismáticos y de organización, así como la carencia de una ideología clara y sistemática, derivado todo del hecho de que estas primaveras fueron fundamentalmente movimientos espontáneos, produjo el fracaso de las mismas, al no poder alcanzar una revolución o un verdadero cambio. Las primaveras se tornaron así en inviernos terroríficos, en los que una parte de la población añora a los antiguos regímenes, mientras la otra se debate entre el islamismo y la falta de esperanza.

La situación de la juventud en un mundo globalizado, el funcionamiento del Frente Islámico de Salvación en Argelia, el papel de los movimientos islamistas en la región o los cambios en la sociedad, especialmente en lo relativo a las mujeres, son algunos de los temas que ambos escritores abordaron a lo largo de este encuentro moderado por el periodista Alejandro Víctor García.

Esta Conversación a Tres tuvo lugar el viernes 29 de abril en el Centro Federico García Lorca de Granada.

Recomendaciones literarias de Tres Culturas para este verano

Todas las lecturas recomendadas en esta sección están disponibles en la página web de la Fundación Tres Culturas o en nuestra  Biblioteca Especializada, que ofrece asimismo la posibilidad de préstamos colectivos de algunas de estas obras (para más información aquí). El horario de atención al público en verano es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00. La Biblioteca se mantendrá cerrada durante el mes de agosto.

El caracol obstinado. Rachid Boudjedra (Cabaret Voltaire, 2012)

Este hilarante relato, escrito en forma de minucioso diario, recoge las tribulaciones del Jefe de Servicio de Desratización de una gran ciudad a lo largo de seis días. Ni el nombre de la ciudad donde transcurre la historia, ni el de su protagonista -que la escribe en primera persona-, se desvelan a lo largo de la misma, de forma que se convierte en el retrato de la vida de un funcionario en cualquier país dotado de una burocracia paralizada por el nepotismo y la ineficacia.

Solterón, insomne y puntilloso, el protagonista va desgranando los detalles de su vida cotidiana y sus pensamientos más íntimos, su precoz vocación por el mundo de las ratas, su colección de bolsillos cosidos dentro de los trajes en los que apunta minuciosamente los datos que le resultan de interés -con un apartado especial para las emociones-, o su obsesión por los gasterópodos que desemboca en una auténtica manía persecutoria.

La cascada de pensamientos, la introspección o la incisiva y a veces distorsionada observación de la realidad aparecen envueltas en una mordacidad que recuerda en ocasiones a La metamorfosis de Franz Kafka, en un relato que ha sido interpretado como una fábula política tras la que se oculta una aguda critica al régimen argelino.

Multimedia