• es

REFLEXIONES. El cómic, una herramienta eficaz para explicar Oriente Próximo. La obra de Zeina Abirached.

14/10/16

Se acaba de publicar en España El piano oriental, la última obra de la libanesa Zeina Abirached, autora de referencia en el panorama de la novela gráfica ambientada en Oriente Próximo. Ganadora del premio Phénix 2016 en el Festival Internacional de Cómic de Angulema, esta nueva entrega viene a consolidar la obra de Abirached y demuestra asimismo la vitalidad de una tendencia que ha ido en auge desde el inicio del presente siglo.

El avance de la novela gráfica, que experimentó un especial impulso a partir de los años 90 en Europa como género popular, no ha dejado indiferentes a los autores provenientes de Oriente Próximo y el Este del Mediterráneo, ni a aquellos interesados en estas regiones. Obras como las acreditadas Palestina: en la franja de Gaza (Planeta-DeAgostini, 2002) o Notas al pie de Gaza (Random House Mondadori, 2010) del maltés-norteamericano Joe Sacco, demostraron la idoneidad del formato cómic para acercar a un público amplio las complejidades de un conflicto tan duradero como intricado. La combinación de cómic y periodismo de investigación de calidad le valió a Sacco prestigiosos premios como el American Book Award 1996 por la primera de las obras mencionadas. Notas al pie de Gaza, por su parte, fue galardonada con el Ridenhour Book Prize 2010, el Eisner Award 2010 y el Oregon Book Award 2012 y obtuvo asimismo la nominación para Los Angeles Times Book Prize Graphic Novel Award 2009.

En la estela de esta tendencia se han ido publicando novelas gráficas que abordan cuestiones de actualidad en una región originadora de noticias que  jaspean las páginas de los medios de comunicación a diario. De la vitalidad del género da fe la aparición reciente de obras como La primavera de los árabes (Norma Editorial, 2016) del prestigioso arabista e historiador Jean-Pierre Filiu e ilustrada por Cyrille Pomès, que se centra en los efectos de las revueltas que dieron pie a las llamadas “primaveras” a lo largo del norte de África y Oriente Próximo, siendo el primer relato de estos eventos que utiliza el formato de novela gráfica, escrito además por un especialista en la región. En El atentado (Alianza Editorial, 2015) de Loïc Dauvillier y Glen Chapron, adaptación de la obra homónima del escritor argelino Yasmina Khadra, un ataque suicida en Tel Aviv, supuestamente perpetrado por la esposa de un cirujano israelí de origen palestino, da pie a una reflexión sobre el terrorismo y la convivencia en la sociedad israelí.

El auge del cómic de temática relacionada con Oriente Próximo ha desarrollado asimismo otra vertiente, liderada por la artista iraní afincada en Francia Marjane Satrapi (Rasht, Irán, 1969), tras el éxito internacional de su obra Persépolis (edición integral, Norma Editorial, 2007) y que ha tenido, quizás, un mayor impacto, al menos en el número de obras publicadas hasta la actualidad. Dibujada en blanco y negro y editada en varias entregas, en esta obra autobiográfica Satrapi narraba su infancia en la República Islámica de Irán y los cambios que la llegada al poder del régimen de los ayatolás supuso para la sociedad iraní, pasando por la guerra con Irak y su periodo de estudiante en Austria, hasta su retorno a su país natal. Galardonada con el Premio Autor Revelación 2001 y Mejor Guión 2002 en el Festival Internacional del Cómic de Angulema, los dos primeros volúmenes de Persépolis fueron llevados al cine en 2007 (adaptada por la propia autora y Vincent Paronnaud), obteniendo el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes 2007.

Sin duda, la obra de Satrapi marcó tendencia, dando lugar a la aparición de novelas gráficas de corte autobiográfico centradas en esta región, una corriente que ha tenido, además, como protagonistas principales a las mujeres. En este sentido, en los últimos años se han publicado cómics como Las amapolas de Irak de Brigittte Findakly e ilustrada por Lewis Trondheim (Astiberri, 2016) en la que la autora narra su infancia en el Irak de los años 60 o El árabe del futuro Vol. 1 Vol. 2 de Riad Sattouf (Publicaciones y Ediciones Salamandra, 2015 y 2016), centradas en la Libia de Gadafi y la Siria de Hafez el-Asad, respectivamente.

LA OBRA DE ZEINA ABIRACHED

abirached_zeina_el_piano_orientalZeina Abirached (Beirut, 1981), heredera directa de la obra de Satrapi, ha sabido no obstante afianzar su lugar a través de una producción tenaz y personal que la ha consolidado como autora de referencia en este terreno. Utilizando asimismo el blanco y el negro, Abirached ha creado una obra centrada en las vivencias personales en su Beirut natal, las evocaciones sobre la historia reciente del país y la vida de sus habitantes, así como la impronta de una educación bilingüe en la construcción de la personalidad.

Estos temas permean su obra y están presentes asimismo en su última novela, El piano oriental (Salamandra Graphic, 2016). La importancia de la identidad asociada al idioma se revela desde la primera página de esta novela que comienza con una cita del poeta palestino Mahmud Darwish: “¿Quién soy? Es una pregunta que todo el mundo se hace. En mi caso, yo soy mi idioma”. En este cómic de corte autobiográfico ambientado en el Beirut de los años 50, Zeina Abirached traza un paralelismo entre su marcha a París en 2004 y el viaje que realiza su bisabuelo a Viena dos generaciones antes. Se trata de dos periplos personales que tienen como epicentro la necesidad de encontrarse a sí mismo a través de la búsqueda de un lenguaje común que les permita comunicarse con el otro. Dragomán durante el dominio francés de El Líbano y pianista de vocación, su carismático bisabuelo, que improvisaba ritmos a golpe de tarbush, estaba empeñado en crear un piano “bilingüe” que le permitiera tocar con el instrumento occidental los cuartos de tono de las melodías orientales sin modificar la apariencia del mismo. La invitación de un fabricante de pianos para presentar su invento en Viena supone para su bisabuelo un punto de inflexión que impregnará el resto de su vida.

La infancia de Abirached, que nació en plena guerra civil libanesa, también viene marcada por la necesidad de comunicarse, por encontrar un refugio frente a una lengua árabe que de niña asocia a la violencia, a los controles de carretera, los bombardeos y los cortes de electricidad. La autora se cobija pues en el francés, frente al “idioma de las malas noticias”. Con el tiempo, y tras trasladarse a París, Abirached se reconcilia con su lengua materna y ambos idiomas se vuelven elementos intricados en su personalidad: “Me di cuenta de que el francés y el árabe están íntimamente unidos en mí, inextricables, el francés y el árabe son mi idioma”.

El piano oriental supone pues una sugerente entrega por parte de una Abirached que ha afianzado un estilo de trazos elegantes y secuencias originales,  en el que encontramos una mayor sofisticación en los detalles. El uso de la caligrafía árabe, salpicada a lo largo de toda la obra, así como el humor y la afectividad, suponen también elementos distintivos de una autora que se ha convertido en una referencia habitual en el panorama de la novela gráfica contemporánea ambientada en Oriente Próximo.

El ambiente tranquilo y cosmopolita de El Líbano previo a la guerra civil que se evoca en El piano oriental, un país empeñado en servir como punto de encuentro entre Oriente y Occidente, deseo representado por el instrumento diseñado por su abuelo, contrasta con el país de fondo en otras obras anteriores de esta autora. En El juego de las golondrinas (Sins Entido, 2008), Zeina Abirached retrata la vida en un edificio del Beirut de mediados de los años 80, cuando la guerra civil lleva ya años instalada en El Líbano. Los vecinos de este bloque se encuentran cada noche en la entrada de uno de los pisos, único lugar considerado “seguro” cuando se recrudecen los bombardeos. La hora de la cita permite a la autora ir presentando uno a uno a los inquilinos que representan tanto a las nuevas generaciones del país, como a un pasado en el que había discotecas de moda, tiendas llenas de luces, terrazas y los mejores “merry creams” del mundo.

Si bien El juego de las golondrinas recuerda a la obra La vida instrucciones de uso (Anagrama, 1992) de Georges Perec (París 1936-Ivry-sur-Seine 1982), por lo que tiene de “novela de escalera”, el siguiente trabajo de Zeina Abirached, Me acuerdo. Beirut (Sins Entido, 2009), representa un abierto homenaje al libro homónimo del maestro francés publicado en 1978 (Me acuerdo, Berenice, 2016) del que toma prestados recursos. La autora traza así un recorrido por algunos recuerdos de su infancia que le dejaron huella, mientras nos relata los años de la guerra a través de los cambios del parabrisas del Renault 12 de su madre. Las carencias de gasolina, la ausencia de agua en las casas o las noches de bombardeos se mezclan con referencias a la cultura popular de los años 80 como el robot Grendizer, el refresco tang o las canciones de Sabah, icono de la cultura popular árabe. Reminiscencias de la infancia de una autora marcada por una mochila a los pies de la cama con sus “imprescindibles” en caso de tener que salir huyendo por los bombardeos, incluyendo una casete de los Beatles y el libro Juan Salvador Gaviota. Todos estos recuerdos volverán en el año 2006 cuando Zeina Abirached se encuentra ya instalada en París y el conflicto libanés estalla de nuevo.

Zeina Abirached presentará su última obra, El piano oriental, en la sede de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo el miércoles 26 de octubre a las 19:30h. No se trata de la primera colaboración de esta autora con la Fundación ya que en el año 2009 fue comisionada para realizar un diseño original para la cubierta de la revista culturas nº 5 “Arte y cultura en Oriente Próximo”, editada por esta institución.  Abirached contribuyó asimismo a este número de la revista con una tira cómica que bajo el título de “Tengo dos lenguas maternas” narraba la conformación bilingüe de la mente de Abirached desde su infancia. La historia completa puede leerse en el siguiente link:

http://revistaculturas.org/wp-content/uploads/2012/10/culturas_5_Arte-y-cultura.pdf

Todo el material recomendado en esta sección está disponible en la página web de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo (www.tresculturas.org) o en nuestra  biblioteca especializada, que ofrece asimismo la posibilidad de préstamos colectivos de algunas de las obras mencionadas (para más información: http://www.tresculturas.org/club/PAUTAS.pdf). El horario de atención al público es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00 h. y los miércoles de 16:00 a 18:30 h.

Zeina Abirached presenta su obra ‘El piano oriental’ en la Fundación Tres Culturas el miércoles 26 de octubre a las 19:30 horas: Enlace a la noticia e inscripción al evento.

*Imagen destacada bajo la licencia Creative Commons, más información en: https://es.m.wikipedia.org/wiki/Archivo:ZeinaAbirachedLM2015.jpg