• es

REFLEXIONES. Novela negra en el Mediterráneo. Yasmina Khadra y Karim Miské

Tanto la obra policíaca del argelino Yasmina Khadra, como el debut literario del franco-tunecino, Karim Miské, comparten lo que para algunos es el atributo definitorio de la novela negra mediterránea y su principal contribución a la literatura: su capacidad de reflejar la miseria humana y, en este sentido, convertirse en una literatura del dolor.

El auge de este género en el Mediterráneo, así como la calidad de esta producción, vienen refrendados por la aparición cada vez más frecuente de traducciones de estas obras al español, así como por la consecución de importantes galardones. Este mismo año Alianza Editorial ha publicado una nueva edición de la Trilogía de Argel de Yasmina Khadra, que agrupa tres de las novelas que componen la serie protagonizada por el comisario Brahim LLob: Morituri, Doble blanco El otoño de las quimeras (todas ellas editadas por Zoela Ediciones en 2001).  La parte del muerto, aunque escrita y publicada por el autor con posterioridad, precede cronológicamente a la trilogía y salió a la luz en 2005 (Alianza Editorial). Solo faltaba pues la primera obra de esta pentalogía –publicada en francés en 1990-, que Esdrújula Ediciones sacó a la luz en español en 2015 bajo el título de El loco del bisturí, para poder completar la saga. Las ‘Reflexiones’ de esta semana ofrecen una reseña de esta última obra, así como del debut literario de Karim Miské, Arab jazz (Adriana Hidalgo Editora, 2014), ganadora del Gran Premio de la literatura policial en Francia 2012.

Para contextualizar estas lecturas, ofrecemos el vídeo del encuentro ‘Novela negra, radiografía de nuestro tiempo’, en el que participaron dos prestigiosos escritores mediterráneos de este género, Fatos Kongoli (Elbasan, Albania, 1944) y Lorenzo Silva (Madrid, España, 1966).

Vídeo: ‘Novela negra, radiografía de nuestro tiempo’. Conversación a tres: Fatos Kongoli, Lorenzo Silva y Jesús Lens.

Pese a sus orígenes geográficos diversos, las afinidades predominan en la manera en que los escritores Fatos Kongoli y Lorenzo Silva entienden la novela negra. Procedentes de sistemas políticos dispares -Fatos comenzó su carrera literaria en la Albania comunista, mientras Lorenzo Silva creció durante los últimos años del franquismo- ambos regímenes tuvieron un impacto similar en la novela negra, en cuanto represores de la libertad de expresión y de la diversidad de pensamiento. Esto propició un retraso en el desarrollo de este género en sus respectivos países, hasta el punto de que ni siquiera existe un término específico para designarlo en albanés.

Autores prolíficos, tanto Kongoli como Silva no se encuadran a sí mismos como escritores de este género, al que se aproximan por su interés en describir el dolor y la miseria humana, para ambos elementos característicos de la novela mediterránea y que la distinguen claramente de las tradiciones nórdicas y anglosajonas, en las que advierten una “frivolización” del crimen y de las víctimas.

La connivencia entre el crimen organizado y el poder político, los entresijos de una investigación y las restricciones a las que están sujetos los funcionarios del Estado que luchan contra el crimen son, entre otros, algunos de los temas que interesan a estos autores para los que el factor humano y el comportamiento de las personas constituyen el eje central de sus obras.

Fatos Kongoli es considerado por la crítica como el sucesor de Ismail Kadaré y es autor de una docena de libros. Recientemente, han aparecido en español: Tirana Blues (Siruela, 2015), El sueño de Damocles (Siruela, 2014) y Una nulidad de hombre (Siruela, 2013).

Lorenzo Silva es autor de numerosas novelas, ensayos y relatos y creador de una serie policíaca protagonizada por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro, con la que ha conseguido prestigiosos galardones, entre los que cabe destacar: El lejano país de los estanques (Premio Ojo Crítico 1998), El alquimista impaciente (Premio Nadal 2000), La marca del meridiano (Premio Planeta 2012).

El encuentro, moderado por Jesús Lens, Director del Festival Granada Noir, fue organizado por la Fundación Tres Culturas dentro del ‘Tres Festival, voces del Mediterráneo’, y tuvo lugar el sábado 30 de abril de 2016 en el Centro Federico García Lorca de Granada.

Publicaciones en Tres Culturas

El loco del bisturí. Yasmina Khadra (Esdrújula Ediciones, 2015)

Esta obra da inicio a la pentalogía en la que se relatan los avatares del comisario Llob, el entrañable y cascarrabias personaje creado por Yasmina Khadra como protagonista de su obra policíaca. En esta ocasión, un sádico asesino se pone en contacto con el comisario para retransmitirle sus crímenes en directo. El encarnizamiento y la frecuencia de los asesinatos ponen en vilo a la ciudad de Argel. Llob despliega todas sus dotes de meticuloso investigador para encontrar al asesino, mientras por las páginas desfilan todo tipo de figuras de la sociedad argelina.

En esta primera entrega encontramos ya los rasgos que caracterizarán a toda la serie: un comisario Llob sarcástico y honesto que a veces nos recuerda al Humphrey Bogart más idealista y desvalido; un fino y caustico sentido del humor y una sombría visión de una sociedad argelina asfixiada por el nepotismo, la burocracia y la injusticia infligida por una élite política y económica autoproclamada artífice absoluta de la independencia de su país y por ende heredera legítima de sus riquezas. “Hay días en que, honradamente, pienso que los treinta años de independencia nos han hecho más daño que los ciento treinta y dos años de opresión y oscurantismo”.

Para el lector familiarizado con la obra esta edición en español viene a llenar un importante vacío –la novela original se publicó en 1990-. Es también la única de la serie que transcurre en el periodo inmediatamente anterior a la guerra civil argelina, catarsis que el autor, agudo observador de la realidad de su país, vaticina en esta novela: “El país zozobra, está a punto de hundirse, y las ratas, conscientes del inminente naufragio, se mandan construir palacios y ponen a salvo sus fabulosas fortunas en tierra cristiana”.

Arab jazz. Karim Miské (Adriana Hidalgo Editora, 2014)

“El distrito 19 de París se ve sacudido por la aparición del cadáver de una joven azafata en lo que parece ser un asesinato de características religiosas. A medida que los tenientes Jean Hamelot y Rachel Kupferstein avanzan en la investigación, surgen no sólo un insólito entrecruzamiento de sectas fanáticas sino una red de tráfico de droga sintética e insospechados vínculos con las altas esferas de la policía parisina. Al poner en primer plano una sórdida red de intereses en manos de minorías religiosas fanáticas de diferentes orígenes, esta novela vertiginosa no sólo critica la hipocresía y los métodos de manipulación de las sectas, sino que pone en evidencia un contexto de discriminación. Como contracara, se desarrolla una tensión sexual entre algunos de los personajes para contrapesar las fuerzas malignas que se agitan en el corazón de una trama oscura. Arab jazz obtuvo en 2012 el Grand Prix de Littérature Policière, una de las mayores distinciones que se otorga en Francia a novelas del género policial” (Adriana Hidalgo Editora).

 

Todo el material recomendado en esta sección está disponible en la página web de la Fundación Tres Culturas (www.tresculturas.org) o en nuestra  Biblioteca Especializada, que ofrece asimismo la posibilidad de préstamos colectivos de algunas de las obras mencionadas (para más información: http://www.tresculturas.org/club/PAUTAS.pdf). El horario de atención al público es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00 h. y los miércoles de 16:00 a 18:30 h.